Sunday, November 04, 2007

Nueva Expedición: España


Pues, empieza un nuevo viaje...


A recorrer España por dentro... nunca antes había pensado que lo haría. No sé por qué.

Ahora todo es distinto porque conoceré estas tierras de la mano de su gente... y no desde sus lugares comunes: ir a los toros, bailar flamenco, comer paella, hacer el Quijote´tour por La Mancha, vivir anécdotas gallegas y desde luego, zipizapear.
La imagen idealizada que tenía de España se la debía enteramente a la guía de viaje que escribió Kazantzakis sobre este país en 1936.
España tiene dos caras.
Una de ellas el rostro ardiente y anguloso del caballero de la Triste Figura;
la otra la testa práctica y ponderada de Sancho.
Pero Don Quijote y Sancho no son sino uno,
pues dentro de la seca y dura corteza del espíruto español
se abrazan como almendras gemelas dos fuerzas antagónicas.



Ya vendrán mis propias impresiones...

Tuesday, October 16, 2007

Sinaloa en Madrid... (¡sí!)

Esta mañana recibí una noticia singular, Los Tigres del Norte, sí, esos paisanos míos ofrecieron tremendo y exitoso concierto en Madrid.

Esta nota aparecía en el diario de hoy:


EL GRUPO MEXICANO TRIUNFA EN LA CAPITAL
Los Tigres del Norte también mandan en Madrid

MADRID.- Con más de 30 años de profesión a sus espaldas, otros tantos álbumes grabados, 130 discos de platino y 125 de oro, nominados al Grammy en siete ocasiones y merecedores del premio en una, Los Tigres del Norte tienen buenas razones para autoproclamarse como el grupo 'Jefe de jefes'. Pero la banda mexicana no llegó a Madrid para apabullar, sino para arrasar gracias a una lección de humildad que sólo los más grandes se pueden permitir.
Con la sala Joy Eslava llena de un público heterogéneo y entregado desde el primer momento, los hermanos Hernández y su primo Óscar Lara (a la batería sin perder la sonrisa ni un minuto) ofrecieron un concierto para madrileños y gentes llegadas de todos los rincones de América. A leguas se veía que muchos de ellos habían ahorrado para estar anoche en la selecta sala de la calle Arenal y escuchar en directo a los "voceros del sentir del pueblo".
Otra parte del público, digamos que la indígena, llegó en buena parte gracias a Arturo Pérez Reverte, escritor que escuchó en uno de los corridos de
Los Tigres del Norte una novela de 500 páginas condensada en tres minutos. Su reacción fue escribir un narcocorrido en 500 páginas, y así nació 'La reina del sur', novela que después la banda transformó en un tema ya indispensable en su repertorio.
Lluvia de peticiones
El líder y hermano mayor del grupo, Jorge Hernández, reservó la primera dedicatoria a su "gran amigo" Arturo con 'Pacas de a kilo' y dio luz verde a la lluvia de peticiones, en un ritual que los fans conocen ya de todos sus directos.
Los papeles solicitando canciones aterrizaban en el escenario firmados por asistentes de todos los lugares de México, desde Quintana Roo a Baja California, de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay, Colombia, Ecuador… múltiples nacionalidades que vibraron con la letra de 'Somos más americanos' y emitieron un suspiro al unísono al escuchar los primeros acordes de 'Golpes en el corazón'.
Aunque venían a presentar su nuevo disco, 'Detalles y emociones', los de Sinaloa salieron al escenario sin más guión que los deseos de su público e interpretaron, encantados de la vida, los temas que llevan décadas cantando.
Se sucedieron 'La mesera', 'La puerta negra', 'Nos estorbó la ropa' y, cuando ya la pista del Joy Eslava se había convertido en un salón de baile más americano que europeo, Los Tigres del Norte volvieron a los narcocorridos con 'El reportero' y 'Contrabando y traición'.
El coraje de Camelia 'la tejana' rompió definitivamente la tenue línea del escenario y los admiradores y admiradoras de los Hernández irrumpieron sobre las tablas para cobrar el trofeo que esperaban: un abrazo y una foto con sus ídolos. Sin dejar de cantar, Los Tigres contentaron a todos mientras los guardianes de seguridad dejaban que el proscenio fuese un insólito colador.
Con 'El muro', tema del último disco que derriba la barrera que se cierne entre México y Estados Unidos, y todas las fronteras en realidad, el mayor de los Hernández pidió un silencio que el público concedió sin rechistar, como había hecho antes con todas sus órdenes, desde encender "todos los celulares" mientras la sala quedaba a oscuras o corear la canción que fuese.
Tras clásicos como 'La banda del carro rojo', 'Los dos plebes' o 'La jaula de oro' la banda ya se despedía pero arreció la lluvia de peticiones, así que Los Tigres sumaron a las dos horas de concierto una más y volvieron con algunos de sus grandes éxitos. "Cómo no, queremos complacerles a todos", se justificaban, hasta que con 'El tamal', 'La resortera', la muy demandada 'La camioneta gris', 'El niño y la boda' y 'El sinaloense' los maestros se despidieron como tales. "Que dios se quede con ustedes", deseó Jorge con el sombrero norteño en la mano. Y Madrid con vosotros. Hasta la vista, Tigres.
_______________
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/10/16/cultura/1192495092.html?a=bd44c33baaae6e39ef41773905def09e&t=1192525606

Sunday, October 14, 2007

Tarde de Buenos Aires...


Atardecer en Plaza Dorrego, Bueno Aires...
Bebiendo en el famoso café de Borges.

Sunday, October 07, 2007

El Arte y el Compromiso Político: Botero

En su más reciente colección, Fernando Botero clama de nuevo el compromiso político del artista con su tiempo.

De hecho, en los últimos años, Botero ha dedicado gran espacio a retratar la violencia de Colombia en sus obras, sin embargo, al descubrirse los abusos y la tortura infligida por los soldados estadounidenses a los prisioneros iraquíes, el pintor se ha conmocionado de tal manera que hoy exhibe "Las Pinturas de Abu Ghraib" en Venecia, mismas que ha donado ya a la Universidad de Berkeley.
Las 50 pinturas no han sido del todo bien recibidas en Estados Unidos, mas, siendo dicha Universidad quien tomó la iniciativa de traerlas a Norteamérica por primera vez, Botero decidió donarlas como patrimonio cultural de la misma. Su más reciente colección artística, dice el pintor, rinde testimonio de un hecho inaceptable que lo ha motivado a iniciar la serie Las Torturas de Abu Ghraib.


Con un estilo muy particular -el exceso en las proporciones y el estrepitoso volumen de los cuerpos humanos- Fernando Botero se ha ganado el gusto y la apreciación del público internacional, así, sus pinturas son cotizadas en más de un millón de dólares por cuadro.

No obstante, asegura el pintor que esta colección nunca tuvo un fin comercial -y claro, parece inmoral pensar que el dolor y el sufrimiento humanos constituyen una asegurada ganancia-;

Cuenta Botero que tras la infiltración en la prensa de las fotos que evidenciaban el maltrato a los presos en Bagdag, él no pudo menos que iniciar esta serie pinturas con motivos que mostraran su indignación ante las vejaciones humanas ahí mostradas.
Aún cuando Botero declaró a la BBC que considera que el arte no tiene ningún poder de mover nada en los espectadores, éste tiene el poder de ser testimonio y memoria en el tiempo. Cita entonces el "Guernica" de Picasso y los "Fusilamientos del 2 de Mayo" de Goya como testigos de la prevalecencia de actos violentos en la memoria del pueblo a través de manifestaciones artísiticas.
El pintor también clama que el 99% de los artistas gráficos han elegido temas "amables" y "positivos" y que para nuestros tiempos "violentos" es necesario que el artista deje un testimonio de su postura ante incidentes tan importantes y dramáticos para la humanidad.
Al ver las pinturas de esta colección, uno no puede menos que estremercerse. Quizás el dramatismo aumenta en proporción a las dimensiones de los voluminosos personajes de Botero. Desde luego el tema carece de absoluta amabilidad, pero quién si no el arte daría en el blanco de la sensibilidad de sus espectadores con tal precisión.

Saturday, September 01, 2007

End of Summer...

Just an uncommon lull in the traffic
so you hear some guy in an apron, sleeves rolled up,
with his brusque sweep brusque sweep of the sidewalk,
and the slap shut of a too thin rental van,
and I told him no a gust has snatched from a conversation
and brought to you, loud.
It would be so different
if any of these were missing is the feeling
you always have on the first day of autumn,
no, the first day you think of autumn, when somehow

the sun singling out high windows,
a waiter settling a billow of white cloth
with glasses and silver, and the sparrows
shattering to nowhere are the Summer
waving that here is where it turns
and will no longer be walking with you,

traveller, who now leave all of this behind,
carrying only what it has made of you.
Already the crowds seem darker and more hurried
and the slang grows stranger and stranger,
and you do not understand what you love,
yet here, rounding a corner in mild sunset,
is the world again, wide-eyed as a child
holding up a toy even you can fix.
How light your step
down the narrowing avenue to the cross streets,
October, small November, barely legible December.

James Richardson
_________________________________
Sé que aún es temprano, pero me gustó y ya...

Hojeando...


Hojeando un poco me topé con algunos versos de Nezahualcóyotl....


* * *


Estoy embriagado,
lloro, me aflijo,
Pienso, digo,
En mi interior lo encuentro:
Si yo nunca muriera,
Si nunca desapareciera.

Allá donde no hay muerte,
Allá donde ella es conquista,
Que allá vaya yo…

Si yo nunca muriera,
Si yo nunca desapareciera.

* * *

¿A dónde iremos
donde la muerte no exista?
Mas, ¿por esto viviré llorando?

Que tu corazón se enderece:
Aquí nadie vivirá por siempre.
Aun los príncipes a morir vinieron,
Los bultos funerarios se queman.

Que tu corazón se enderece:
Aquí nadie vivirá para siempre.

Friday, August 31, 2007

Who expects the Spanish Inquisition?


Hace unos días leía por una recomendación un artículo de Ramín Jahanbegloo (Tehrán, 1956) intitulado Europa y el Islam, y me ha impacatado sobremanera; en primera instancia, porque me recordó esa famosa Polémica de Valladolid de 1550, apenas creíble en nuestros tiempos: ponderar que los indígenas americanos podían tener alma o no, dudarlo acaso es casi tan ridículo como pensar que hay razas superiores, que la condición racial otorga o no bestialidad al hombre o que las creencias o posición geográfica de los individuos los determina a tomar partido por la civilización o la barbarie.

El artículo en cuestión empieza haciendo un recuento de dicha polémica, cuando Fray Bartolomé de las Casas alegaba en la corte española que los indios americanos tenían alma y derechos humanos, más aún, que merecían ser evangelizados de manera pacífica.

Dicha cuestión es apenas impensable ahora, cuando ya no está en juego la tenencia de almas en los hombres, pero no es ajena del todo a nuestros tiempos, regresa refinadamente pulida. Este pensador iraní traslada dicha discusión y pone en juego nuevamente el concepto de civilización -¿acaso una buena idea? dice Gandhi-; y es que aceptar que ya existe una civilización totalizadora es parte de afianzar la existencia de la "otredad"; sin embargo ese no es el problema, la polémica empieza cuando un pueblo levanta su estandarte creyendo que la suya ha de tomarse por la "civilización" correcta. Es lo que ha pasado con las oposiciones entre occidente y oriente, cristianismo e islamismo, Europa y el resto de los continentes, y las subpolémicas de cada agrupación, etcétera, y más aún, pareciera que todos debiesemos posarnos en algún lado.

Aún cuando Jahanbegloo traslada inmediatamente el problema hacia la oposición musulmán frente a europeo, tiene puntos en absoluto desaprovechables: su proclamo central, gira en torno a la ridiculez de creerse uno suficientemente civilizado como para también creer que se ha adquirido por medio de la varita mágica civilizadora, el derecho de sentirse superior, ir, invadir, apoderarse, usar la fuerza, esclavizar y tratar de modificar al considerado bárbaro, sólo porque uno cree que su civilización es la mera mera y puede y debe ser impuesta...

Desde luego, la misión mesiánica -vista de otro modo, megalómana- es casi inherente al hombre occidental -yo misma caigo en las redes de mi propia civilización pero, ¿podría ser de otro modo?- y hablo desde la occidentalidad porque no puedo hablar desde otra parte -y es que se me ocurre que nunca he sabido que un oriental quiera invadir Francia sólo porque está en desacuerdo con su sistema gubernamental y lo considera una amenaza para el mundo-.

El artículo de Jahanbegloo me parece muy apropiado en estos tiempos, cuando nuestra maravillosa civilización de más de seis mil años no nos ha servido para modificar nuestras brutalidades "civilizantes". El mismo escritor alega que seguimos inmersos en la Polémica de Valladolid, sólo que ahora los musulmanes son los nuevos bárbaros; desde luego, si cada uno tomásemos con fuerza el estandarte de nuestra civilización, -como si esto fuera un proyecto ya establecido, caducado y añejo desde hace tiempo- y es que, pareciera que civilización ni siquiera es una idea relativa, civilización parece equivaler a Europa y esa ha de ser la última palabra.

Por fortuna, pensadores como Jahanbengloo rescata voces como la de Las Casas y en esta relectura de la Polémica de Valladolid sus palabras emergen de nuevo más que refrescantes.

De la Apologética Historia Sumaria:

...claramente parece no haber naciones en el mundo, por rudas e incultas, silvestres y bárbaras, groseras, fieras y bravas y cuasi brutales que sean, que no puedan ser persuadidas, traídas y reducidas a toda buena orden y policía y hacerse domésticas, mansas y tratables, si se usare aquel camino que es propio y natural a los hombres mayormente, a saber, por amor y mansedumbre, suavidad y alegría.
Menor razón hay para que los defectos y costumbres incultas y no moderadas que en estas nuestras indianas gentes halláremos nos maravillen y, por ellas, las menospreciemos, pues no solamente munchas y aun todas las repúblicas fueron muy más perversas, irracionales y en prabidad más estragadas, y en muchas virtudes y bienes morales muy menos morigeradas y ordenadas. Pero nosotros mismos, en nuestros antecesores, fuimos muy peores, así en la irracionalidad y confusa policía como en vicios y costumbres brutales por toda la redondez desta nuestra España.

___________
Europa y el Islam

Wednesday, August 29, 2007

Por los Ιncendios...


Apenas puede creerse: atraparon a tres responsables de los incendios en Grecia, y según la ley, se les han otrogado dos años de libertad condicional (φυλακή με αναστολή)...
Qué increíble situación en la que uno puede destruir un país, su patrimonio histórico y natural y como castigo tiene tan sólo un aviso del juez que de cometer el mismo delito y ser apresado, será llevado a prisión por dos años...
Y qué mente deben tener los protagonistas de un gobierno que acusa estos actos de ser meramente terroristas... y de creer que el pueblo y el mundo puede acaso creer en ello.

Monday, August 20, 2007

"Difícil Adiós: mi Padre"

Zapeando en domingo por la noche, encontré esta película en Canal Once.
Confieso que mi primera impresión fue verla por estar en griego; después vi que el guión era hermosísimo y el trabajo con los actores excelente, especialmente con este pequeño que aparece en la foto, es un niño tierno, travieso y a veces la hace de esquizofrénico: es un trabajo actoral impresionante para un niño de 10 años.
La historia es como sigue: un padre que viaja continuamente, promete a su hijo menor regresar para ver juntos el aterrizaje lunar -aquél de Armstrong en 1969-, pero muere en un accidente automovilístico. La madre y el hijo mayor luchan y se enfrentan a esta pérdida, pero el hijo menor evade completamente la noticia, incluso escribiendo cartas en nombre del padre para la familia.
Su proceso es impresionante; la dulzura de la escritura, la fuerza de las palabras y de las imágenes creadas por éstas, los rostros y el torrente de emociones ante la pérdida son absolutamente conmovedores. Las secuencias áridas y la propia solución del pequeño...
Querida familia,
Me gustan el invierno y la navidad. El año pasado, mi padre puso en la sala un graaaan árbol, tan grande que perforó el techo. Luego él tuvo que subir a colocar la estrella en la punta, la tomó y subió tanto tanto que llegó a verse como de mi tamaño, luego dejó de verse porque llegó hasta la luna... Mi padre murió ayer mientras viajaba a la luna, la veía tan cerca, tan hermosa, que nunca más hubo hombre más feliz al morir.
-------
Dískoloi Apoxeretismoí: O Mpampas Mou,
Dir.Penny Panayotópoulou, Grecia, 2002.

Niños, ¿para qué?


Sin comentarios...
Esta semana, en la sección humorística del New Yorker.

The Fever

The coral reefs are changing color,
the black and crimson bleached away:
the ocean’s rising fever,

in every drop the seas over,
damages the membrane of symbiotic algae
and coral reefs change their color.

True, it’s less sensational than acts of terror.
True, we can slather sunblock, then sunbathe,
despite the ocean’s rising fever.

After all, the planet isn’t broiling over;
algae is not an inflamed country.
It’s just coral reefs, changing color.

I wonder if it’s, yet again, the ozone layer
ruined by my aunt’s persistent use of hairspray—
this ocean’s rising fever?

I already own my share of vivid jewelry
from Mother’s childhood village on Maui.
Still, the living are losing color
in my ocean’s escalating fever.

Kimiko Hahn
* * *
Me gustó... por la incesante fiebre...
Por lo ordinario y lo sensible.
Porque extraño el mar, sus colores y esos parajes, los extraño mientras los quiero lejos, los extraño para recordarlos mejor y no renegar de ellos cuando estoy a su lado...
Por eso me gustó.

WHY...

Is this man sitting here weeping
in this swanky restaurant
on his sixty-first birthday, because
his fear grows stronger each year,
because he’s still the boy running
all out to first base, believing
getting there means everything,
because of the spiders climbing
the sycamore outside his house
this morning, the elegance of
a civilization free of delusion,
because of the boyish faces
of the five dead soldiers on TV,
the stoic curiosity in their eyes,
their belief in the righteousness
of sacrifice, because innocence
is the darkest place in the universe,
because of the Iraqis on their hands
and knees looking for a bloody button,
a bitten fingernail, evidence of
their stolen significance, because
of the primitive architecture
of his dreams, the brutal egoism
of his ignorance, because he believes
in deliverance, the purity of sorrow,
the sanctity of truth, because of
the original human faces of his wife
and two boys smiling at him across
this glittering table, because of
their passion for commemoration,
their certainty that goodness continues,
because of the spiders clinging to
the elegance of each moment, because
getting there still means everything?


Philip Schultz


* * *
Me dio escalofríos este poema esta mañana...
¿Y si la vida pasara así de rápido... y si fuera todo una telaraña de absurdos... y si todo fuera llegar a un lugar que nunca se alcanza... o todo creer y soñar... y desilusionarse después?
Me gustó leer a Schultz esta mañana... el día adquirió mucho mucho mucho más sentido...
¿Y si vivieramos en esa realidad...? ¡Vaya qué absurdo!

Thursday, August 09, 2007

Menú Principal: Jan Svankmajer...


A p e r i t i v o:

Mi amigo José Juan vino a casa con otra de sus grandes películas...
yo no tenía ni idea de quién era el tal Jan Svankmajer,
peor, ni podía pronunciar su nombre...
de entre todas las películas que me dio a escoger
para sentarnos una tarde-noche peliculera,
opté por "Little Onik" y eso porque vi que la presentaban
como la adaptación cinematográfica de un cuento popular checo.
Tan pronto vi la idea de literaratura parodiada no pude resistir.

L a S o p a:

Little Otik (Otesanek, república Checa, 2000)
Gran adaptación de un cuento popular: un matromonio estéril con tremendos deseos de tener un hijo, vitalizan un tronco, le dan forma humana, trasladan todos sus afectos hasta que éste cobra vida y empieza crecer y a deglutir humanos, incluyendo a los padres. Esta historia es absolutamente surrealista, más aún, puesta en nuestros tiempos. En un edificio, dicho matrimonio vive infeliz, otro matrimonio vecino tiene una hija muy curiosa -y también muy precoz- que va leyendo un libro ilustrado de cuentos populares, así descubre, desde otro plano, la historia. En el mismo edificio existen otros personajes increibles: una conserje prudente, algunos curiosos, y .. ¡¡un pedófilo!!
Además de la historia, toda la realización de la película es absolutamente impresionante y cautivadora... los detalles están cuidados al máximo, las animaciones son supremas y los close-ups a las bocas alimentándose junto a los zoom ins a los rostros y miradas de locura constituyen todo un arte de lo grotesco. Es una gran cinta, sin duda, y un gran director... ¡quiero más!
Y claro, no hay que dejar pasar toda una crítica-parodia de la sociedad consumista.

L a E n s a l a d a:

Lunacy (Sílení, República Checa, 2005)
Apenas me había pasado la impresión cuando llegó a mis manos esta otra cinta...
Una nueva adaptación de Edgar Allan poe y del Marqués de Sade conjuntas en esta historia de locura. Un hombre -no muy cuerdo- regresando de enterrar a su madre, se encuentra en un mesón con un marqués -mucho menos cuerdo que él- se involucran en tal aventura hasta ir a parar a un manicomio, y ahí empiezan una serie de eventos sin sentido, junto a verdaderos locos. La cinta es de lo más divertida, algo trágica también... como leit motifs pedazos de carne anticipan un poco las acciones representando escenas paralelas a la historia -estos fragmentos son realmente divertidos-.
Poe y Sade no son tan evidentes, pero hay muuuuuchos guiños de varios de sus textos: "El Barril del Amotinado" del primero y "Juliette"del segundo.

E l P l a t o F u e r t e:

J a n S v a n k m a j e r
(Praga, 1934)

Graaaan Director

Se cataloga como surrealista, sus animaciones y sus afanes por la comida
y el consumo de la misma le han dado un sello único.

A mi ver... su misma formación como director de teatro
le ha ayudado a conformar ese estilo tan "multidisciplinario":
El cuidado de los detalles,
la atención a los rostros sumamente expresivos de sus actores
las emociones y la capacidad de expresarlas en miradas y movimientos nimios;
Y desde luego, su misma mirada a la tradición
y su peculiar perspectiva lo hacen
simplemente un director... genial.


E l P o s t r e:

Se dice que las mejores obras de Svankmajer son Alice y Faust,
basadas, respectivamente en las obras de Carroll y Marlowe.
¡No puedo esperar a verlas!


E l D e s e m p a n c e:

Hasta ahora con lo visto de Svankmajer:

¿De qué nos alimentamos realmente?

¿Qué nos consume como humanos?

No somos otra cosa más que carne...

Tuesday, August 07, 2007

Mantinades...

Mar negro

En mi corazón,
Sobre la hoja donde yacía la fuente de alegría
Tu amor me ha abierto
Una incurable herida.

Mis deseos
mariposas aleteando en la mente
Cada anochecer las paseo
Entre el brillo del sueño.

Tu adiós
Camino desierto y viaje lejano
Una estrella me guía
Volando, al cielo.

Mar, negro mar,
Feroz por la ira del viento
Perdiz traicioneramente herida
La afligida vida mía.

El regreso...

¡Pero qué maldición hacer un vuelo largo con tres escalas...!

Con gran tristeza me despedí de todos en el diminuto aereopuerto de Montevideo.
El agente de migración hasta se ofreció a inmigrarme en Uruguay -pero qué cara de aflicción debí tener-.
Hice mis últimas compras en el duty free y abordé ese avión Lan.
Casi me hubiera puesto a llorar cuando veía Montevideo y el Río de la Plata desde el aire, y luego Buenos Aires nevado, la Pampa blanca, y los Andes, inabarcables, si no hubiera sido por haber entablado tremenda charla con Ariel Yedid, un excelente cuentista argentino y ahora amigo.
Tuvimos que despedirnos en Santiago, y yo seguí sola el retorno a México, ya con mucho mejor ánimo.
Había grabado a mis amigos en Uruguay en video y audio en mi teléfono móvil, y los escuchaba una y otra vez, sus deseos, sus adioses, sus invitaciones... en Santiago hube de entablar tremenda charla con otras personas en un café, me hablaron de Chile, de la gente, les contaba yo del viaje, -siempre es sorpredente conocer la perspectiva que los otros tienen de mi propio país, es más que emocionante saberlo-.
De nuevo hube de hacer escala en Lima... me escanearon y me revisaron como si no supieran que no puedo hacer terrorismo tan fácilmente viniendo de un conected flight donde ya me han revisado tres veces...
Aaaaa.. por fin... casi piso México... ¡qué alivio!
Poco a poco anhelo más y más llegar... Uruguay ya está muy lejos, cuando pienso en esos días pasados me da una envidia haber tenido tanta paz, aunque sea un pensamiento absurdo y nostálgico... pero ya siento ansias por regresar a casa, muchas... la melancolía del sur me abrazó a la perfección, pero ya es tiempo -aunque forzado- de volver.
Esto sí es curioso: Laura de América -¡sí, la del talk show!- viene en mi mismo vuelo con tremendo amante latin lover -la gente del vuelo se aglomera en torno a ellos- espero el abordaje casi muerta de risa.
Llegada a México...
Durante seis horas vi poblaciones diminutas color cobre -volé de noche- abajo... pero ver ese espectáculo de Ciudad de México es, maravilloso-apocalíptico-futurista-megalómano-extremo.
Es enoooooorme y se ve lindísima toda cobre, extendida y ancha.
Llego con los respectivos problemas migratorios... dónde dejé esos documentos... las preguntas del agente... por qué no me sella el pasaporte y me dice simplemente: ¡Bienvenida! He de responder a sus preguntas, a todas... he volado 16 horas con tres escalas largas, estoy muerta, sólo quiero llegar a casa y dormir.
Lo que faltaba, no encuentro mis tarjetas, no tengo un peso mexicano, estoy nerviosa; lo bueno de tener crédito en el celular es que pude llamar a un gran amigo para que me recogiera en el aereopuerto. (¡Gracias, Rodri!)
Paso el día en tremenda nostalgia...
México Lindo y querido, cada vez que salgo tanto tiempo... me gusta más y más éste, mi lugar.

Expedición al Cono Sur (XIV)

Final Provisional

Los días pasaron apaciblemente en Uruguay.
Hice las compras debidas, sin que faltara ni mi camiseta de la selección de futbol, ni el llaverito de mate, ni los alfajores de la región, ni la yerba y el kit, ni las postales...
Estos días fueron más que inolvidables.
* * *
Trascurrieron cosas que se quedaron fuera del blog: los cien años de la fundación de Punta del Este, por ejemplo; la sorpresa del Café Brasileiro en la Ciudad Vieja de Montevideo, ahí nos encontraríamos con Eduardo Galeano -gran tipo- y Temis, una estudiante de letras que me iluminó muchos muchos muchos días; la nieve en Buenos Aires; los encuentros futbolísticos entre México y Uruguay (¡les ganamos! Aún cuando me advirtieron que nos "comerían en dos panes"-¿pero qué modo naive de insultar es ése? No les pondré mis respuestas-) y así...
* * *
Para mí, fueron en suma significativos:
-Ese paseo por las dunas, una mañana semi-soleada en que Eleni y yo emprendimos una caminata de horas hasta un arroyuelo a las afueras del Pinar, hablamos, tomamos agua de ahí, cantamos, nos abrazamos, huimos de los perros, regresamos muertas con un hambre bestial; como dijera un libro que me gusta mucho "¿qué si no es la felicidad?".
-Las llamadas de Yorgo (cuando ya estaba en Grecia) y nos extrañábamos y nos insultábamos tanto tanto...
-Las mañanas en que despertaba y corría al ordenador a charlar con alguien increíble... muriéndome de frío y de emoción.
-Esas mismas mañanas en que me empeñé en molestar a Peti (Mauricio) para que me hiciera un gran café.
-Todos esos días que pasamos charla tras charla con música, chimenea, asado, mate, vino y grappa (el aguardiente), gatos, perros... y la suma hospitalidad de Eleni y Carlos.
* * *
Lo que aprendí:
-A disfrutar de la vida que me ofreció el sur.
-El aire del sur me trajo nuevos ánimos y arrojé al río de la plata mucha tristeza que tenía y ésta se hundió en el lodo y se fue como muchos en los tiempos de las dictaduras, se fue hasta unirse con el torrente, en el Atlántico y de ahí, le perdí la pista...
-Que América Latina es una gran cosa... una gran creación y un gran mosaico.
-Que el español debe ser por mucho la lengua más rica en dialectos.
-Y muchas cosas más que no pondré porque creo que el sur exaltó todas mis cursilerías y sé que es debido al efecto de cruzar el Ecuador, o de haberme reencontrado sorpresiva y gratamente con el amor.
* * *
El viaje fue fantástico...no me quiero regresar aún... regreso con gran pesar a México.
El viaje fue fantástico porque así de fantástico es el lugar, el sur...
El viaje fue fantástico porque así lo hicieron todos los que estuvieron ahí ¡Gracias!
¡Hasta pronto, Sur!

Tuesday, July 24, 2007

Expedición al Cono Sur (XIV)





¡Arriba el norte!

Si no, fíjense en un mapa... ¿Arriba el norte?


Al parecer a Joaquín Torres García (Montevideo, 1874-1949), famoso pintor uruguayo, se le ocurrió hacernos una broma...

Su obra es de los más interesante, tiene una casa en la Ciudad Vieja de Montevideo, otro lugar que uno debe inevitablemente visitar.
Fundador del universalismo cosntructivo, mantuvo un arte sincrético que cautiva inmediatamente la mirada. Su estética es aparentemente simple: primitiva, unidimensional, de colores primarios, formas geométricas básicas, parece arte precolombino; no lo sé, es un arte de instinto, a la vez vanguardista y a la vez tan sudamericano.
Su propia concepción del sur es lo que a mí me ha impactado sobremanera, teorizar sobre este pródigo lugar de la tierra me ha hecho a la vez redefinir mi ideal de "topos" y no hay día aquí que no piense todos esas interrogantes-lugares comunes del hombre ¿dónde estoy? ¿de dónde soy? ¿a dónde pertenezco? ¿a dónde voy?
Para finalizar, su propia teoría del sur...

He dicho Escuela del Sur; porque en realidad, nuestro norte es el Sur.
No debe haber norte, para nosotros, sino por oposición a nuestro Sur.
Por eso ahora ponemos el mapa al revés,
y entonces ya tenemos justa idea
de nuestra posición, y no como quieren en el resto del mundo.
La punta de América, desde ahora, prolongándose,
señala insistentemente el Sur, nuestro norte.

Joaquín Torres García.
Universalismo Constructivo, Bs. As. : Poseidón, 1941.


Wednesday, July 18, 2007

Expedición al Cono Sur (XIII)

Vuelvo al sur...


De nuevo nos encontramos en el bar FUN FUN...
Lindo en verdad... seguramente uno de esos lugares que uno, definitivamente, no puede dejar de visitar cuando pasea por Montevideo.
Este bar es viejísimo, se encuentra en la Ciudad Vieja, muy muy cerca del Río... está hecho de madera, empotrado en un edificio antiguo. Por dentro tiene toda clase de vestigios y registros de la gente que hemos pasado por ahí, afiches, billetes, banderas, recortes de periódico, notas...absolutamente extravagante.
Se toca buen tango y candombe, dependiendo del día.
El ambiente empieza como a las once de la noche, hay que beber las famosas "uvitas" acompañadas de alguna picatta o bien, no hay que perderse las famosas "papas en salsa de champiñón" que es algo así como la botana del lugar.
De repente, -mira cómo son los uruguayos- nos encontramos a Daisy Tourné, la ministra del interior de Uruguay... es una persona más en el bar, sin guardias, en una mesa, cantando tango como todos los demás... con el bolso abierto sobre la mesa y una actitud de lo más relajada. Mis amigos pretendían saludarla como si fuera una vieja conocida... es la segunda vez que la encontramos por aquí y ella misma se acerca a saludar a mis amigos, esta vez.
Una banda empieza a tocar algo... acordeones... oups... se han enterado que soy mexicana y entonan en coro "el rey". Grito junto a ellos, muy emocionada... "¡ah, México!"
Desconozco absolutamente los tangos aquí cantados. Pero me hace gran impresión este que canta una exquisita mujer apasionadamente...


Vuelvo al Sur,
como se vuelve siempre al amor,
vuelvo a vos,
con mi deseo,
con mi temor.
Llevo el Sur,
como un destino del corazon,
soy del Sur,
como los aires del bandoneon.
Sueño el Sur,
inmensa luna,
cielo al reves,
busco el Sur,
el tiempo abierto,
y su despues.
Quiero al Sur,
su buena gente,
su dignidad,
siento el Sur,
como tu cuerpo en la intimidad.
Te quiero Sur,
Sur, te quiero.
Vuelvo al Sur,
llevo el Sur,
te quiero Sur,
te quiero Sur…

Sunday, July 15, 2007

Expedición al Cono Sur (XII)

De regreso al Pinar...

Todo ha concluido y yo permaneceré muchos días por acá... disfrutando el sur...
Despido a mi compañero con gran tristeza, vuelvo a casa de mis amigos, al Pinar, unas casas tipo cabañas que me parecen de lo más hermosas y confortables, de nuevo las dunas del río están muy cerca; hace un frío extremo para mí, se prevé que nevará en estos días.
Eleni y Carlos organizan un asado en la chimenea...

¡Ah, si nuestra vida entera fuera toda esta tarde de domingo!

el mate y yo... entablamos tremenda amistad...

Uruguay... qué feliz me has hecho...

Expedición al Cono Sur (XI)


El congreso:
Jornada Kazantzakis y América Latina



Bueno, el propósito inicial y principal de este viaje hasta el sur ha sido la invitación que nos hizo la Fundación María Tsakos para participar como conferencistas en una jornada en conmemoración de los cincuenta años de la muerte de Nikos Kazantzakis, sabido que es mi escritor de cabecera, aquí me encuentro hoy.


Despierto y pienso en la magnífica oportunidad que esta jornada representa, muero de nervios. La noche anterior conocí a los otros exponentes, todos son muy simpáticos y absolutamente todos son muy doctos en la materia, me siento algo aficionada...


Desde mi habitación se divisa La Rambla... unas cuantas barquitas navegan en el Río de la Plata y como en invierno amanece muy tarde, aún se ve la luna, casi llena.
Repaso la conferencia, en breve tomaré el desayuno con los otros conferencistas y empezará la esperada jornada, por suerte nuestro turno es hacia el mediodía.

Llegamos a la sala de conferencias, es llamada "el salón azul" y se encuentra en el primer piso y medio, me dicen que desde este balcón habló el presidente Chavez hace poco, cuando visitaba a sus "hermanos bolivarianos uruguayos"; me asomo desde dicho balcón y empiezo a imitar un tal acento venezolano... en verdad que empiezo a hacer simplezas porque estoy nerviosa. Es mi primera conferencia internacional y además de literatura, más aún, sobre literatura griega y mucho más aún, en torno a Kazantzakis.
Empieza la jornada... Roberto Quiroz de Chile abre en nombre de Miguel Castillo Didier, el gran difusor del helenismo en América; le siguen Elina Miranda de Cuba; ambos han hecho un estupendo rastreo de la lectura de Kazantzakis en América Latina. Descansamos un poco; ahora sigue un desenfrenado discurso de lo más ameno y apasionado que he visto, Sebastián Dozo de Argentina nos ha dado una gran lección de furor por la obra de nuestro escritor -¡qué gusto estar aquí reunidos y qué gusto escuchar a nuestros colegas!-.
Tomamos un refrigerio, ni queremos comer de nervios.
Regresamos al salón azul, Roberto de nuevo, nos habla de Mistrás, un lugar en Peloponesso con una historia impresionante, nos ha puesto una presentación power point con ilustraciones, lo que más curioso me ha parecido es su propia transcripción fonética en dialecto chileno "Ni/koj Kajantz/jakij" o algo así... luego viene una presentación teatral de una adaptación uruguaya de La última Tentación, formidable... ya llega nuestro turno.
Leemos tranquilos... hablamos de la muerte a propósito de la muerte... Yorgos ha leído muchas veces el texto porque le preocupa su español, aún cuando es evidente que es casi perfecto.
Concluimos, nos aplauden un buen rato...
Ahora viene Silvia Ricardino de Brasil, lee un excelente estudio comparado entre seis escritores brasileños y Kazantzakis. Y para finalizar, otra gran dosis de pasión, el maestro Armando Miraldi de Uruguay nos habla de su encuentro con nuestro escritor.
Pasamos a un debate después.
Me preguntan sobre la celebración de la muerte en México, hablamos sobre Borges, sobre la ascética de Kazantzakis, de la libertad, del quijote, hasta de los aztecas, y llega la hora de irnos a cenar... morimos de hambre.
Concluye la jornada...

No lo hubiera imaginado: un congreso en torno a mi escritor favorito de toda la vida; bien me lo dijo una gran amiga en México "¿te imaginas? ¡¡¡un congreso donde todos serán una bola de locos kazantzankianos...!!!!"; así fue, mi querida Martha ;-) como de sueño.

¡Hasta pronto colegas!

http://www.fundacionmariatsakos.org/fmt/esp/evento.html

Expedición al Cono Sur (X)


Llego de nuevo a Montevideo.
Desde el muelle se ve este singular edificio, es el pirmer panorama de esta ciudad.

Al bajar del buquebus, ya nos esperaban nuestros amigos, Eleni, Carlos y Peti.
Nos dirigimos a la Colectividad Griega y todo hubiera estado más perfecto aún si yo no hubiera empezado con tremendo dolor de muela esta mañana. Carlos me lleva casi de emergencia al hospital, me hacen de cosas en los dientes... me aguanto el terror de ver agujas y anestesias... esos berrinches no los hubiera reprimido de estar en México.
Es muy curiosa el habla de los uruguayos. Dicen: ¿ta? ¿tamos? ¡dale! ¡Che bo! para todo, aún no distingo cuando debo usar y otra.
Esta noche nos reunimos en la fundación que nos invitó al congreso, conocemos a los otros conferencistas -todos grandes personajes-.
Para terminar, vamos a un bar, el Fun Fun y bebemos un par de "uvitas".
Yo muero de nervios, mañana la conferencia.
Mañana será un gran día.

Expedición al Cono Sur (IX)

Y en resumen, Buenos Aires...


Les había dicho que las tiendas tienen un diseño muy cuidado. Esta mañana que nos detuvimos a comprar algunas cosas, nos dieron incluso los recibos en un sobre especial, todo ordenado y lindo. Cada tienda en Buenos Aires, por fuera, es una obra de arte, un concepto de diseño muy cuidado y atractivo, uno se detiene en el escaparate unos minutos a observar, vale mucho la pena.
Hoy regresamos a la Florida, compartimos un mate con Santi y de nuevo la charla...
En resumen Buenos Aires:
Partenón la catedral; Brusselas la Plaza de Mayo; Nueva York Palermo; Roma San Telmo; Amsterdam Puerto Madero; Río de Janeiro La Boca; París las galerías; Madrid La Recoleta; Versalles cada jardín...
Hasta pronto Buenos Aires... he de volver al congreso en Montevideo.
Mañana en la madrugada nos embarcamos.

Expedición al Cono Sur (VIII)

Buenos Aires de Noche...





Por una cabeza

todas las locuras

su boca que besa

borra la tristeza,

calma la amargura.


Por una cabeza

si ella me olvida

qué importa perderme,

mil veces la vida

para qué vivir...


Cuántos desengaños, por una cabeza,

yo jure mil veces no vuelvo a insistir

pero si un mirar me hiere al pasar,

su boca de fuego, otra vez, quiero besar.


Basta de carreras, se acabó la timba,

un final reñido yo no vuelvo a ver,

pero si algún pingo llega a ser fija el domingo,

yo me juego entero, qué le voy a hacer.


Paseando por el barrio de Palermo, encontramos muchos lugares interesantes. Desde luego no se escuchan tangos por doquier, debe ser eso un mito y nada más.

Buenos Aires está hecho para caminar... por supuesto, han de llevar la cabeza gacha, excrementos por doquier; quizás porque aquí está muy arraigada la profesión de "paseador de perros" y no existe el cuidado adecuado. Es de lo más común ver chicos con una jauría de perros paseando por la ciudad mientras se escucha el tradicional sonido de BA: shif shif shiiiiif fiiiis fiiiis.


Llegamos a un hermoso lugar para comer, se llama Troya y es una casa vieja dividia en cuartos de colores, vamos a la habitación roja y celebramos nuestro arribo a la ciudad y el gusto por conocer a estos nuevos amigos. Pedimos las tradicionales picattas bebemos vino hasta hartarnos, seguimos comiendo... cordero al marroquí, setas, carnes, carnes... decidimos continuar en algún bar. También había que probar la cerveza nacional.


Regresamos tarde a casa. ¡Qué curioso! En Buenos Aires también es un decreto que no se fume en lugares cerrados, mis amigos sufren.

He aprendido vocabulario, particularidades de la vida bonaerense, he tenido charlas filológicas... apenas llevo unas horas aquí y me parece que hace años desembarqué del muelle proveniente de Montevideo, esa sensación de comodidad genera Buenos Aires, es una ciudad absolutamente viva y acogedora... uno se siente muy cómodo.


A la mañana siguiente desayunamos en casa con estilo griego, viandas sobre la mesa... ¡qué suerte! Los chicos tienen algo de chile para untar en mis alimentos... escuchamos música cretense y charlamos. La cuestión de la dialectología toma múltiples matices, Dimitra me ha dicho que es pontia, para mí, tiene un acento que no había escuchado, y que por momentos se me dificulta, así que me mira y me habla más lento, a estas alturas ya se percató que mi nivel de griego no da para estas cosas, además, estoy conmocionada por estar en Argentina y tantas emociones me hacen lo más torpe, incluso al expresarme en castellano; así, me cuenta de su encuentro y amistad con Jorge Volpi en Salamanca. Tassos vivió en Creta mucho tiempo, se divierte enséñándome algunas palabrotas de la región "aneróbulos"; Yorgos me dice que jamás la ha escuchado y que ningún griego se ofendería al escucharla aún cuando sea una ofensa cretense conocida.

Emprendemos la aventura por la ciudad.

Hoy encontraremos a Santiago, un argentino que vivió mucho tiempo en el Distrito Federal. Caminamos por la calle de Florida; yo insistí dado que recordaba que Borges y sus cuates tomaban café ahí. Es una avenida larguísima, hoy en día parece un gran mall, todos nos ofrecen tarjetas con propaganda de fábricas y al darse cuenta de que "somos" mexicanos evitan decirnos la palabra "chaquetas" y nos ofrecen "chamarras". Nos causa risa su prudencia.

Llegamos hasta la catedral -¿habrase visto semejante cosa?- parece un Partenón, así que entro a verificar que sí sea en efecto una iglesia. Frente a ésta, la Plaza de Mayo, la famosa plaza de las madres de mayo, es jueves, así que las madres se reunen a caminar en torno a ella, el círculo de andanza está enmarcado con pañuelos blancos sobre la banqueta y de frente, La Casa Rosada, toda imponente. A mí me recuerda a un pastel de fresa... debo estar muy pueril este día.
Vamos de nuevo por la Florida, tomamos el "subte" más tarde regresaremos a comer a San Telmo y a pasear por Puerto Madero.

Expedición al Cono Sur (VII)


Mi Buenos Aires querido...

Esta mañana nos levantamos para emprender el viaje a Buenos Aires.

Por fin... era un anhelo que tenía desde hace tiempo. Con tantas expectativas abordamos esta mañana el buquebus de Montevideo a Buenos Aires. Se me dificultó zarpar, ya había tomado bastante cariño a mis anfitriones y amigos greco-uruguayos y no quería separarme de ellos.


Aún así subí al buquebus, tomé un desayuno y zarpamos.


Pasaban las horas... unos holandeses al lado... ladraban no sé qué.


El Río chocolatoso era interminable.


Yo parecía mariachi. Tomaba fotos por doquier.


Un argentino oriundo de Córdoba, creo, me interceptó con la clásica pregunta "¿pero de dónde sos vos?" "México" "Ah, alguna vez visité tu país, hermoso... bla bla bla".


No veo la hora de llegar a Buenos Aires.


Pasan más de tres horas... ¡qué impaciencia!


Aaaa... se divisan ya unos edificios -¿quizás Puerto Madero?-.


Buenos Aires no tiene malecón, sino lodo, quizás por eso la ciudad está construida totalmente de espaldas al Río de la Plata. Montevideo tiene mejor vista, sin duda.


Ya empiezo a escuchar tangos y muero por desembarcar.


Paso por la aduana. Argentina aquí estoy.


Tomamos un taxi, ¡bah! el conductor es uruguayo.


Muero de risa, el ruido de la ciudad es un constante chiflido, producto del sistema de frenos de los transportes públicos. Los bonaerenses -porteños- no parecen ya notarlo.


Pasamos la Recoleta, San Telmo... ¿vamos a Palermo? Todos estos lugares me suenan gracias a las canciones de Kevin Johansen, ¡Ja! es amigo de un amigo. -¡Saludos Santi!-.


De repente me emociono, casi tuve un déjà vu, he visto este lugar antes... ¿pero dónde?... ¡Claro! En el video de Zoom de Soda... es el planetario y tiene un graaan jardín, recuerdo que se besaban muchas personas en dicho videoclip; el conductor al ver mi entuasiasmo me comenta que se reunirán de nuevo y que harán una gira, México incluido. -Pero el tipo ha reconocido mi acento al instante, aún cuando me esforcé por hablar norteño-. ¡Qué impresión!


Buenos Aires es muy verde, he visto muchos jardines en estos veinte minutos. ¡Y cuántos edificios tan altos! ¡Y qué elegancia de ciudad! El glamour prácticamente se respira... He de hablar detenidamente de los diseños a simple vista de todos los edificios y de las tiendas. Me parecen de lo más agradable, dejaré eso para otro post.


Llegamos a la calle de Ortiz. Descansaremos en un departamento un rato y veremos Buenos Aires de noche. Un par de amigos con una bebé maravillosa nos esperan, yo no los conozco, siento ansias, arribamos a la casa de Dimitra y Tassos, y de su bebé, Anemi.


Este viaje pinta de lo mñas interesante.

Saturday, July 14, 2007

Expedición al Cono Sur (VI)


EL MATE


Sí, es una delicia el mate...
Algo rarísimo de las calles de Uruguay es ver a toda la gente con mate y termo en mano... y matera a la espalda...
Es absolutamente extraño y tierno ver caminar a la gente así.
Al parecer, la yerba que se pone en el mate es una especie de té verde, amargo de tradición indígena en Paraguay, Brasil, Argentina y Uruguay, siendo este último el mayor consumidor del mismo.
Tomar el mate es todo un ritual, se toma en grupos, se ceba y se pasa de uno en uno.
Por supuesto, requiere o, -como dirían los uruguayos- precisa de algunos instrumentos:
Mate, una jícara de calabaza forrada en cuero, misma que ha de curarse previamente.
Boquilla, un instrumento metálico para sorber el mate.
Termo, recipiente con agua muy caliente para cebar.
Yerba, la planta que hará el té.
Matera (opcional), por si hay que salir de casa, es una bolsa ovalada y larga; incluye una cucharita hecha de cuerno de vaca, y un recipiente de cuero -yerbera- donde se coloca algo de yerba.
La primera impresión del mate es extraña. Es un té amarguísimo, sólo así se entiende por qué los uruguayos comen tanta azucar; la yerba de ser seca, se va humectando con el agua hirviente hasta expanderse y definir su contorno confuso en un principio. La yerba al parecer tiene sustancias parecidas a la cafeína, es decir, es algo energetizante.
A mí, por otra parte, me tranaquilizó el mate, no tuve otra delicia en el día que sentarme a beberlo junto a la chimenea y charlar.
Es sin duda adictivo... yo misma adquirí todo el kitt y lo bebo constantemente.
El mate hace trabajar a la mente mejor, pareciera que lo aisla a uno, lo apacigua y agazapa a la bestia, entonces llega el momento de la reflexión -mate en mano-; se siente entrar la amargura junto con el calor y a lo lejos el horizonte plano... y llega la melancolía y la paz. Llega el momento de compartir el mate con los amigos en torno de la mesa, de hablar e intercambiar las impresiones del día, aún cuando se toma a todas horas, preferentemente durante la mañana y el mediodía.
Desde luego, no es una bebida alucinógena, quizás tiene algo de psicotrópico, y sin duda, es toda una adicción.
Tomar mate es una de las costumbres que dificilmente podré dejar del cono sur, mientras lo sorbo, vienen todas esas memorias de las charlas y tantos días tan divertidos en el Uruguay... mates compartidos con Eleni, Cristy, Carlitos y Petinatti.

Expedición al Cono Sur (V)




El ritmo de los uruguayos.


Después de unas horas en Montevideo, aprendo algunas cosas:

-Montevideo tiene sólo una montaña -yo diría que no llega ni a colina- a la cual intitularon Monte VI de Este a Oeste que abreviado le da el nombre a la ciudad.

-Por cada siete uruguayas hay un solo uruguayo... es muy evidente.

-El presidente de este país, que es oncólogo, ha prohibido fumar en lugares cerrados dada su formación profesional; todos los uruguayos celebran que no sea ginecólogo.


Les decía, el ritmo de los uruguayos es otra cosa, de plano viven en otra dimensión. Son leeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeentos para todo, excepto al hablar, con algunas dificultades les entiendo y viceversa. La gente es absolutamente calmada.

Hoy, durante asado, se organizó a nuestras espaldas una fiesta de cumpleaños, imagínense, Cristina, que estaba a mi lado me tuvo que avisar que había una fiesta, giré la cabeza y vi una aglomeración de 30 uruguayos celebrando un cumpleaños en silencio, de pie, con el mate y picando cositas, a nuestras espaldas, a dos metros de nosotros ¿era una fiesta y no nos habíamos dado cuenta con tal quietud? ¿era eso posible? Me parecía lo más raro, acostumbrada a los escándalos mexicanos.

Yorgos y yo hacemos florilegio-demostración del slang chilango y tepiteño. Nos mata de risa que los uruguayos lo imiten con su acento: "no me chingués wey, no mamés". Como todos saben, nunca hablamos así, sólo queríamos hacerlos reir... y se lo aprendieron todo.


Hay luna llena y nos dirigimos a un bar... no podía faltar, después de respectivas negociaciones, un tipo de lo más interesante -Federico, si lees esto escribámonos un mail :)- me invita a bajar a las piedras del Río de la Plata, bebo la cerveza nacional Pilsen y Patricia -muy ricas- y bajo la luna, Federico, además de recitarme múltiples poemas, me hace escupir al Río de la Plata, casi nos caíamos al agua por estar mirando La Cruz del Sur y más allá... Sirio.
Para finalizar un decreto -hasta eso, el humor no faltó nunca-:
Nota aclaratoria.- Cualquier parecido con otro gobierno es mera coincidencia.

"El gobierno nacional anunció hoy que reemplazará la bandera nacional por un condón porque representa más claramente la acción y gestión del gobierno de Tabaré Vázquez, ya que un condón resiste la inflación, detiene la producción, destruye a la próxima generación y le da a la gente una sensación de seguridad mientras lo están clavando".

Expedición al Cono Sur (IV)


Montevideo: agua estancada.


Llegando a Montevideo nos esperaban unos amigos a los que no conocíamos, pero que con tanto cariño nos acogieron en su casa: una cabaña hermosa junto a las dunas del inmenso Río de la Plata, muy cerca de la ciudad.

Eleni y Carlos nos organizaron tremendo asado esa noche, junto a la chimenea y bebimos y bebimos grappa, el aguardiente del lugar, parece un poco tequila, ahí mismo conocimos a otras personas; aún no teníamos idea de lo que nos esperaba en la ciudad.
La mañana siguiente -¿cómo pudimos levantarnos tras tremendo festín?- visitamos La Rambla, el malecón donde se asienta la cuidad. Montevideo es una ciudad lindísima, se asemeja un poco a Mazatlán, yace en la costa, tiene una playa linda... andando por la Rambla se puede apreciar el color del río... es prácticamente mar, pero de color púrpura, casi café, y la espuma de las olas es beige... los colores son de lo más surrealista.
Es invierno en el cono sur y para mí hace demasiado frío.
Emprendemos la vuelta por la ciudad vieja... vemos a una persona cada cuatro cuadras así que aún no podría decir cómo son los uruguayos, lo curioso es que todos, o casi todos andan por la calle con su mate y su matera, o por lo menos, con el mate en una mano y un termo con agua hirviendo en la otra -incluso la policía- ¡Vaya espectáculo!
Nos dirigimos, un grupo de cinco personas a comer en un mercado. Muero por probar de nuevo ese tradicional asado en todas sus variantes.
El olor de la ciudad es la leña.
Me cuentan que el 95 por ciento de las casas tienen chimenea, así toda la ciudad está impregnada de ese olor a madera calcinada, es dulzón, aumenta la melancolía del Uruguay.
Uruguay es el país melancólico por excelencia. Lo entiende uno desde que mira los ojos de sus habitantes.
Eso sí, lo más indígena del cono sur soy yo. Nadie tiene tipo latinoamericano.
Ya en el mercado nos ha pasado algo muy extraño, lo dejo para otro post.

Monday, July 09, 2007

Expedición al Cono Sur (III)

Arribo a Montevideo.-

Atravesar los Andes vía aérea es una experiencia digna del éxtasis: qué vista, qué maravilla, qué milagro...
Un compañero en el avión me comentaba sobre los sobrevivientes de los Andes... eran jugadores de Rugby, uruguayos...

Y mas allá, valles y lagos.. y de nuevo montañas nevadas... y más allá... ¡sí! la pampa argentina.. completamente lisa... extensa... abarca todo el horizonte... es inacabable... rebasa la vista, aérea...

Tiempo después empezamos a divisar el Río de la Plata.... pero a quién se le ocurrió que era un río.. de nuevo el exceso.. aún desde el avión no se distingue la otra orilla... y abajo.. Buenos Aires.. qué hermosa se ve desde aquí... absoluta y geométricamente planeada...

Y de nuevo río, Río de la plata... inmenso...

Después de un tiempo se alcanzan a ver unos rascacielos.... ¿Acaso Montevideo?

Nunca imaginé que tuviera esas proporciones.

El aereopuerto es diminuto... la gente a simple vista no es muy amable, sobre todo el agente de aduanas, pero menos aún, la señora agente de migración... ¡Ni siquiera respondió mi Hola, ni me dijo bienvenida... nada... me quitó el pasaporte, lo selló y me lo arrojó de nuevo...! ¡Por Cristo, qué carácter!

¿Es esto Latinoamérica?

Uruguay no parece Latinoamérica... y sin embargo lo es...

Saturday, July 07, 2007

Expedición al Cono Sur (II)

El que me diga que desde el sur de Estados Unidos hasta la Patagonia se habla una misma lengua... definitivamente no ha cruzado el Ecuador... ni ha vagado por México... ni tiene idea de lo que está hablando... ni conoce el español... ni se ha subido a un avión de líneas LAN con destino a Sudamérica.
Mi primer shock: la lengua....
Partí del aereopuerto de manera tierna: un par de amigos y alumnos me telefonearon para los respectivos deseos de buen viaje y me fui toda conmovida...
Ya en el avión... pensé que KLM era la mejor compañía aérea con la cuál iba a viajar en la vida, hasta que subí a un LAN... excelentes y cómodos aviones... y hasta la comida es buena... el viaje sí que empezaba bien.
Mi compañero de al lado, sabía perfectamente que yo era mexicana, y cuando llegó la azafata y me dijo un no sé qué... y yo puse mi cara de what? y ella empezó a hablarme en inglés -esto fue real- mi compañero empezó a carcajearse y yo me ofendí... hablábamos la misma lengua, pero la señorita, que era chilena, ponía otros acentos en tros lados, aspiraba muchas consonantes y para no hacer el cuento más largo, pasaron varios segundos para que pudiéramos entendernos.
Arribé a Santiago de Chile después de ocho horas...
Yo pisaré las calles nuevamente,
de lo que fue Santiago ensangrentada...
Santiago se encuentra en un valle rodeado de montañas nevadas, por una parte la cordillera de los Andes, por otra el Pacífico... y todo su suelo estaba cubierto de nieve. Y yo moría de congelamiento, más porque era domingo y la ciudad estaba muerta, desierta y el viento corría feroz sin ningún obstáculo.
Decidí hacer algo propio de mi brevísima estancia en Santiago: ir a una cava a catar y comprar vinos; se sabe que Chile produce unos muy buenos, sobre todo por la cepa propia de la región, carmènére.
El tiempo se agotaba, había que regresar al aereopuerto para la siguiente escala: ¿Montevideo o el famoso glaciar chileno?
Empezaba a sentir los efectos de la cata, el frío no había disminuído, pero yo ya estaba más allá de eso... en una remota paz ebria...
¿Dónde había guardado mi pasaporte?

Saturday, June 23, 2007

Expedición al Cono Sur (I)

La cuenta regresiva comienza.
Esta noche partimos.
Santiago, Buenos Aires, Montevideo... Kazantzakis...
Nos veremos en unas horas...
Viene el congreso que conmemora los cincuenta años de la muerte de este escritor -por mucho, mi favorito-, y preparamos una conferencia:
¡Que muera la Muerte! La dulce épica áspera de la inmortalidad
Grandes personajes estarán reunidos ahí: Yorgos Stassinakis, Miguel Castillo Didier...
Algo de lo mejor: ¡¡¡es invierno!!!
Otro extra: me han contando que se comen unas carnes y se toman unos vinos increíbles.
¿Emoción? Mucha.
Les estaré contando los pormenores...

Thursday, June 21, 2007

A propósito de los cincuenta años de su muerte... (I)

La Odisea ha sido considerada la obra maestra de Nikos Kazantzakis (1983-1957), sin embargo aunque aclamada por muchos, es prácticamente un poema desconocido. Publicada en 1927, constituye una suma del pensamiento de su autor en torno al hombre contemporáneo; es el nuevo viaje que emprende Ulises una vez cansado de su regreso a la apacible Ítaca para revitalizarse con nuevas aventuras hasta encontrar la muerte en una barca solitaria en el Antártico.
El siguiente fragmento relata la muerte del padre, de Laertes, en su huerto como un retorno a las entrañas de la tierra.


Rapsodia II
(vv 460-573)


Caronte, ingenioso podador, corta el árbol y sabe
qué rama se ha marchitado y cuál habrá de florecer.

Aún no amanece y un viejo despierto antes de tiempo,
se arrastra por el patio. Frente a él, la anciana nodriza
-en su juventud durmió una víspera con ella dulcemente
después la dejó toda su vida tejiendo en el sótano-;
ahora que cuelga solo como un higo rancio,
Volvióla a tomar en compañía.
A esta anciana la toca hoy al alba,
y la mujer, acongojada, abre los ojos en la niebla azulada
y percibe la calva cabeza del amo,
vislumbra también dos alas negras caer sobre él:
“el pobre viejo sabe que lo alcanza la sombra de la muerte”,
piensa la anciana en secreto mientras se echa la mantilla en la cabeza.
Rápida, enciende el fuego y hierve menta perfumada
para que beba el viejecillo que tirita y tibie así su corazón;
pero él, en silencio, mira la puerta temblando de esperar.

La anciana adivina que se apresura en llegar al huerto
para rendir el alma a las santas raíces de los árboles.
Le echa encima un manto tibio, lo estrecha entre sus brazos y lo lleva,
atraviesan el atrio, descorren trémulos el cerrojo
y los dos, vacilantes, suben hasta el solar.

El alba llorosa pende temblando de las ramas,
el musgo perfuma la tierra y las hojas del olivo destilan rocío
y el brumoso amanecer solloza como infante en la cuna.
Un gran cuervo a la diestra pasó silbando con sus alas,
la mujer alza la cabeza maldiciendo la carroña,
pero tras él aparecieron otros y alegres graznaban en coro,
jugaban y se solazaban en sus cópulas, en la suave luz,
y ni al cadáver del viejo olisquearon ni escucharon a la pobre anciana maldecir.

Clareaba ya cuando alcanzaron la cerca del huerto,
ya despertaban al trabajo los esclavos
y en la húmeda brisa cantaban los gallos, el cuello bien erguido.
Cae el anciano y la mujer lo apoya entonces
en el olivo ancestral que custodia la entrada, y le da a beber de un cuenco
vino añejo para fortalecer sus rodillas.
El viejecillo sostiene el licor de vida con sus dos manos
y bebe trago a trago para vigorizar su corazón.
Volvió a tibiarse su ser en sus raíces, volvió la claridad a sus pupilas
y arrojó el entendimiento un último destello a la cabeza ya en tiniebla.
Ahora divisa su jardín amado; siente las manos gozosas
y despídese de todos sus árboles, en voz baja, hablándoles por sus nombres:
“mi dulce manzano con tus manzanas y tú mi higuera con tu miel,
y mi almendral, puro, y mi parra moscatel,
les digo adiós, bajo a la tierra y me deshago en sus raíces
como un fruto marchito, soy tan sólo una hoja seca que caigo”.

Agitando los rabos corrieron hacia él sus dos perros blancos,
se acercan al amo y gruñen, anhelantes.
Les tiende el anciano sus manos a las delgadas costillas
y aspira el perfume de la tierra al calor de los canes.

Cubiertos de niebla lucen los árboles enteramente florecidos
las abejas se arrojan sobre ellos y las ramas se mecen;
dos ovejas que crió el abuelo se acercaron balando
y buscan lamer las amadas manos conocidas.
El ciervo, cachorro, irguió con suavidad la cabeza,
reconoce al anciano y sus dos ojos, enormes, centellearon
y como príncipe camina altivamente a saludarlo,
y el viejo, como árbol generoso, a su sombra acogía a todos sus animales.
A su lado permanecía la mujer, lloraba y sabía
que el espíritu es una lámpara que alumbra y se apaga con el tiempo,
y que Laertes despedíase por vez postrera del mundo.

Un gran cuervo ya viejo, que había alimentado el abuelo
saltó también gozoso y se posó sobre el hombro derecho,
se estremeció el anciano al sentir el rudo graznido en sus oídos
cerró los ojos y sintió el pesado sudor recorrerle el cuerpo.
Lanzó entonces la nodriza un grito ronco, los criados se juntaron
dejando suelto el ganado en la pradera,
acudieron también los zagalejos con los bastones arqueados.
Rodean al amo los esclavos, detienen piadosamente sus rodillas secas
y sus gastadas manos para que no parta;
mas él, ya lejos, apoyó el cuello en el olivo viejo,
la mirada vacía viajaba hasta
el umbral del Hades y su rostro pálido tornaba
y despedíase mudo, sin dolor, del mundo de la tierra.

La nodriza se arrodilló lamentándose junto al moribundo:
“déjame enviar, señor, a un esclavo a dar aviso a tu hijo”.
Pero Laertes cerró los ojos y mordió su lengua
y con los dedos entumecidos detiene a la mujer.

Blandamente comenzó a lloviznar sobre los árboles floridos;
Abriéronse las flores, la tierra esparció su aroma, se posó un ruiseñor
en la copa del olivo y agitó sus alas empapadas.
El anciano dobló la cabeza, aspiró la tierra mojada.
Como un terrón del campo cuando ha llovido, su entendimiento se deshizo
y en su mente comenzaron a labrar los bueyes lentamente.
Tomó con fuerza la reja del arado, se hundieron sus pies en los surcos
y alondras, gorriones y cigüeñas volaron bajo clamando:
“rompe la tierra, abuelo, y árala de nuevo para que comamos”.
Él escuchaba a los pájaros, urgía a las bestias y sus entrañas
se abrían como la tierra alimentando a las aves.

Tales recuerdos y alegrías evocaba Laertes murmurando
y pesadamente abrió los brazos,
extendíalos al viento como el sembrador que esparce las semillas,
y la nodriza, adivinando el anhelo secreto del labrador
tomó unos granos en su pañuelo
y los vació en el regazo del amo, y él,
ciñó la sagrada semilla con sus manos temblorosas,
cobra vigor, sonríe en silencio y se reincorpora.

La tierra se ablandó con la llovizna y de los surcos
brotó el olor del estiércol en el campo.
El viejo se tambaleó y cuando alzó la mano
para arrojar la semilla a la tierra, tropezó y cayó,
se arrastró sobre el vientre, se levantó con las rodillas temblorosas,
y arrojó el trigo abriendo los brazos como si lo bendijera,
cayó de bruces sobre la tierra,
levantó la cara con las barbas llenas de barro espeso.
Los gorriones lo rodearon picoteando el suelo jubilosamente,
el viejo cuervo saltaba a la espalda del amo
y delante, los perros blancos lo precedían en la llovizna tenue.
De repente el arco iris hundió sus pies entre la hierba,
se colgó del aire e irradió todo dulzura,
se unieron cielo y tierra con un puente y cesó la llovizna.
Pero el anciano, embelesado en la semilla, no contemplaba ya el cielo,
intentó arrojar el último puñado mas resbaló de boca,y en la tierra humedecida hundió su cabeza como un último grano de trigo.

Dit hart zo groot!


Ik heb een groot hart, dit hart zo groot.

Het wordt nog mijn dood, dit hart zo groot.

Ik heb een groot hart.



Un pensamiento significativo... por ese tiempo en Amsterdam...

Y por ese maravilloso concierto: De Dijk

Saturday, May 05, 2007

¡La lengua es de quienes la hablan!

Hace unos días conversaba con unos amigos, -mientras hacíamos un viaje en carretera e intentábamos leer algunos topónimos del Estado de México-, sobre la dificultad que muchas veces nos representaban los vocablos cuyos orígenes eran prehispánicos y cómo esto no debería sucedernos de esta manera. Decíamos cómo nos hubiera gustado aprender algunas raíces del náhuatl, pero desafortunadamente, no tuvimos acceso a ello durante nuestros primeros estudios. Por fortuna, nunca es tarde:
¡Todos los niños de la Ciudad de México hablarán náhuatl!

O al menos intentarán aprender la lengua de los aztecas, pues según declaró el jefe de gobierno, a partir del ciclo escolar que empieza en septiembre del 2008, la enseñanza de dicha lengua será obligatoria en todas las escuelas primarias de la ciudad.
Según los datos, sólo doscientos mil habitantes de la ciudad son hablantes nativos del náhuatl y mediante este programa educativo, la lengua de nuestros antepasados seguirá viva al incrementar el número de hablantes.
Al parecer, más que un acto simbólico -en palabras de Marcelo Ebrard- esta reforma educativa pretende hacernos rescatar nuestras raíces.
Quizás le atacó el sindrome de Lebrija -o Nebrija-, mismo que consistía en proclamar que la lengua acompaña al imperio.
De cualquier modo... a mí me parece una buena idea.
Ojalá podamos colarnos en alguna clase y más aún, aprender alguna que otra cosa.

Thursday, May 03, 2007

¡¡¡¡OLLIN KAN 2007!!!!

¡Sí!
Ya empezó el OLLIN KAN 2007 -Música de las culturas en resistencia-en Tlalpan.
Cuarenta países participan y el programa está de lo mejor...
Yo me daré una vuelta este fin de semana que participan unos grupos provenientes de los Balcanes y de Medio Oriente y les cuento...
Más información: www.ollinkan.tlalpan.gob.mx
No se lo pierdan...

Nuevo desarme...

Según escuchaba esta mañana, un nuevo intento -ha de ser el octavo en muy pocos años- por frenar las balaceras en Sinaloa se lleva a cabo.
Como es bien sabido, Sinaloa es uno de los estados -si no el que más- cuyos habitantes aún usan pistola en muchos municipios, y por ende, es común encontrar armas en casas particulares, especialmente rifles.
Si bien es cierto, esta costumbre a la old west ha propiciado una parte considerable de la ya sonada violencia en esta entidad, la dificultad por conseguir un arma es inimaginable.
Ante esto, al gobierno se le ha ocurrido una "nueva" campaña de "despistolización" misma que ofrece de mil a dos mil quinientos pesos a cambio de entregar cada arma que se posea. Algunos apuntes del trato:
¿Para qué utiliza uno armas en casa?
Según la costumbre, muchos sinaloenses aún practican la caza, así que normalmente poseen rifles adecuados para esta actividad, así, se consume carne fresca de venado y armadillo. Rumbo a la Sierra Madre Occidental -en la frontera con Durango, es decir, toda la parte este del estado-es común encontrar coyotes que amenazan el ganado y tigrillos -o gatos salvajes- cuyas pieles son utilizadas en la decoración -sí, excéntrica- de muchas casas. Yo hasta he visto cómo matan ratas de campo con rifles deportivos cuando éstas devoran aves de granja y granos, entre otras cosas. Así que normalmente los rifles tienen un uso semi-doméstico. Y sí, otro uso, desde luego, es la defensa personal, y la seguridad si no de la familia, de los campos de siembra, donde se siembra -¿qué se siembra?-... eso ya todos los sabemos.
¿Por qué cambiaría una persona su arma por dos mil quinientos pesos -y eso si tiene suerte-?
El arma, desde luego, le da mucho más... considerando el cambio a largo plazo un rifle ayuda a ahuyentar a los animales que puedan afectar una cosecha -actividad fundamental del estado-; un rifle proporciona carne fresca -costumbre tan arraigada- misma que a largo plazo vale mucho más que la cantidad ofrecida; y ni qué decir de la seguridad de la casa o la familia -aún cuando, idealmente, estas medidas no deberían ser necesarias-.
Lo que quiero decir es que la oferta es ridícula, aún cuando se trate de campesinos, el arma -aunque no debiese ser de ese modo- aporta muchos más beneficios que el dinero que se pretende dar a cambio... ¿Para qué cambiarla entonces?
Más aún: ¿A quién se le ocurren estos tratos?
No es gratuito que ésta sea la octava campaña de desarme en el estado en un plazo muy pequeño. Tampoco estoy a favor de que cada familia siga conservando una o dos o más armas en casa, lo peor, es que tampoco se me ocurre nada para desarraigar esta costumbre, que sin la ola de violencia, hasta pereciera pintoresca... ¿o no?

Wednesday, May 02, 2007

¿Acaso una visión?


Dos parecen ser los antecedentes de esta peculiar construcción:
Al Gore en televisión diciendo que toda Holanda se inundará debido a los efectos del cambio climático; y un creacionista holandés llamado Johan Huibers, mismo que tras haber soñado dicha inundación, emprendió, dos años ha, la construcción del arca de Noé basándose en su propia creencia de la Biblia.

El arca funje como una especie de museo en la población de Schagen, tiene una altura equivalente a un edificio de tres pisos y el pasado sábado abrió al público. Obviamente, en su interior pueden apreciarse esculturas realistas de pares de animales.
Al parecer, en este pasaje de la Biblia no aparece con claridad el tipo de madera que Noé pudo haber utilizado, aún así, Huibers consideró apropiado utilizar maderas de pino y cedro para su construcción.

"En febrero de 1992 tuve un sueño en el que Holanda se inundaba. Al día siguiente fui a una librería y desde entonces, mi sueño ha sido construir el arca", dijo Huibers.
Algunas agencias informativas exclamaron que Holanda era el lugar apropiado para llevar a cabo la recreación del arca... ¿Acaso una visión o el simple temor a lo que se avecina?

Tuesday, May 01, 2007

Los Trabajos Modernos

En las empresas contemporáneas la esclavitud laboral ha vuelto pulida y reluciente, pero igualmente demoledora. El destino del empleado educado es más desafortunado que el del obrero analfabeto. La verdadera riqueza del país se produce en el campo y en la fábrica; por ello, campesinos y obreros nunca pensaron en apropiarse de alguna ideología nebulosa en torno a su labor.

¡Su oferta es evidente!

Por el contrario, el empleado del tercer sector, el de los servicios, no se conforma con el elevado sueldo que recibe; se angustia por darle un significado más alto a lo que hace.

La profesión se ha convertido en ideología.

El bien estimado carácter lucrativo de la profesión se calla sistemáticamente cuando ésta se proyecta como beneficio vital del bien común: los corredores de bolsa se interesan en el “desarrollo”, los publicistas se concentran en la “comunicación”, los agentes de seguros construyen la “conciencia aseguradora”, etcétera.

De ahí proviene el dicho ridículo de que ejercen una "función".

Nuestra sociedad, que se rige por educados, sobrevalúa dichas profesiones y menosprecia ostensiblemente al campesino y al obrero. La prueba es que los compensa con los salarios más bajos y les guarda pensiones miserables y asistencia médica deficiente.

Nadie envidia su suerte.

Los jóvenes sueñan con estudiar para hacer la carrera de uno de los modernos y relucientes trabajos. Esos son los que están en boga. Ofrecen altos ingresos y sobre todo estatus social.

Ni siquiera pueden sospechar que su carrera constituye su “valle de lágrimas”.

Para poder triunfar en estos trabajos la clave es saber venderte a ti mismo; ser lo que el otro quiere que seas. Por un lado te quieren atrevido y agresivo y por otro, prudente y confiable. Las demandas cambian de acuerdo con la rama; una cosa son los sales y otra el finance. Esta comedia de agressive o reliable nunca dejarás de jugarla, ella te mantendrá en el trabajo.

Además, desde el día que pertenezcas a una rama, tendrás que adoptar todas sus obsesiones; como si te integraras a una secta religiosa.

¡LA RAMA SOBRE TODO!

Es el vínculo sagrado que protege y eleva a sus miembros, independientemente de la competencia interna. Con esta deplorable percepción gremial los “compañeros” blindan su profesión y exigen constantemente nuevos privilegios de la sociedad.

Junto con la incorporación de las nuevas profesiones al mercado de trabajo, también se importó la mentalidad occidental del protestante-totalmente-dedicado-a-su-trabajo-. ¡El tiempo que dedican los empleados a la empresa es a t e r r a d o r!

En las empresas contemporáneas la esclavitud laboral regresó reluciente pero igualmente demoledora. El destino del empleado educado es más desafortunado que el del obrero analfabeto.

El horario fijo se cree una cuestión obsoleta y la compensación del tiempo extra es inconcebible. Los empleados trabajan impresionantemente más horas de las que provee la ley, se ocupan en fines de semana y días festivos sin la recompensa adecuada.

¡Los horarios devastadores de 12 a 14 horas son “non stop”! La siesta de mediodía ya está en nuestro país… en persecución; acabó siendo un reproche. Se dice él duerme la siesta implicando que él está fuera del espíritu de nuestros tiempos; en pocas palabras, inadecuado.

(Si los científicos hubiesen podido testificar en público de las propiedades benéficas de la siesta del mediodía, el modelo laboral occidental se habría caído desde hace muchos años. Esta siesta es un bálsamo para nuestra salud psíquica y corporal y Obviamente contribuye de manera crucial a la longevidad. Es mucho más indispensable y vital que cualquier vitamina “health”, “spa” u otra técnica de soporte para el organismo humano).

Un sueldo decente y tal vez algún bonus anual que ofrecen las empresas a los modernos “burros de carga” no compensan las interminables horas de trabajo extra.

Por esto, generalmente, hay algunas prestaciones extra como halago: una bonita oficina (con o sin ventana, dependiendo de tu puesto en la jerarquía de la empresa) y algunos títulos llamativos los cuales esencialmente no significan nada. ¡Eres promovido a Executive, Senior Executive, Coordinator, Supervisor, Director, Vice President, Chief, miembro del Executive Board y otras tantas del montón sin sentido alguno!

La duración de la carrera en una empresa contemporánea se rige por dos elementos básicos: la creciente locura por el trabajo y loyalty hacia la empresa y sus metas.

Además, es necesario compartir algunos nuevos “valores”. Como el lema esquizofrénico “una cosa es el trabajo y otra la amistad”, como si el hombre pudiera prescindir de sus sentimientos. O también el dogma que bajo cualquier costo tienes que llevar a cabo el trabajo que te han encargado.

Todo esto se esconde bajo la deformación vulgar del “profesionista” correcto. ¡Lo que significa que mientras se haga el trabajo, todo se permite! El trabajo tiene prioridad antes de cualquier sentimiento humano, amistad, amor, justicia, comprensión, están en segundo lugar.

Dicen: “soy Professional” y esto lo explica todo.

Al Capone también era “Professional…”

Además, los nuevos profesionistas cuentan con harto énfasis el ejemplo de Aristóteles Onasis que hospedaba a un amigo suyo, también magnate, en su yate. Mientras jugaban backamón, el otro le confesaba felizmente que ordenó comprar dos barcos que recién se habían lanzado al mercado.

Onasis no pareció darle importancia a la información; continuaron jugando, hasta que en un momento se levantó para ir al baño y tardó un poco. Cuando regresó, tomó los dados nuevamente en sus manos y dijo sonriente a su amigo que los barcos que le había mencionado, los había comprado él hacía un minuto.

A este amoralismo bestial se refieren cuando dicen “soy professional”.

El hecho más desgastante para el alma del empleado es que a diario ha de estar a prueba. Las profesiones contemporáneas tienen un grado de inseguridad muy alto en comparación con las tradicionales. Y la competencia infinitamente más ardua; tanto externa, con otras empresas semejantes, como interna, con otros astutos que codician el mismo puesto. Hasta un alto ejecutivo no siente seguridad alguna; llega una mañana a su oficina y sin ningún previo aviso la encuentra toda en el pasillo.

Desafortunadamente en la misma trampa han caído las mujeres.

Hasta hace poco tiempo no habían demostrado la misma –total- dedicación que los hombres a su trabajo. Como seres más complejos, sensibles y sensacionales, daban más importancia a los sentimientos y a los placeres de la vida.

Por esta independencia suya, la sociedad vengativamente las gratificó con un monto de acusaciones: infieles, frívolas, irresponsables, contestonas, etcétera. La alegría y la sensualidad no se perdonan dentro del proceso de la producción. Además, últimamente, si dices un chiste atrevido en el trabajo o insinúas algo, acecha sobre tu cabeza la humillante acusación del “acoso sexual”. ¿No es acaso esto castración? Esto significa “si pasan por esta puerta dejen su sexo afuera”.

Las mujeres, en su esfuerzo por conquistar una fortaleza masculina más, se convierten también ellas en víctimas “Professional”. Formales, serias, con un aire muy ocupado, vestimenta asexual, unos conjuntos oscuros como trajes masculinos, camisas blancas e imitaciones de corbatas.

Se apagó ya la sonrisa, la carantoña y el jugueteo que las hacían adorables. Ya perdieron la ventaja de vida que tenían contra los hombres agotados por el trabajo.

Guy Debord lo escribió con una simplicidad conmovedora: “Sólo los que no trabajan, viven”.

En el fondo de nuestra cabeza todos sabemos muy bien que a este mundo no llegamos ni para hacer carrera, ni dinero, ni un “nombre”; llegamos sobre todo a vivir y, de ser posible, dejar este mundo un poquito mejor de lo que lo encontramos.

Pero no vivimos. Y eso nos vuelve locos.

“La angustia, el estrés, el miedo, la vergüenza, el desprecio, la agresividad, el deseo de poder nacen de una reprimida voluntad para vivir”. (Vanegem)

Con la lógica más común, tantas horas como trabajas, tantas como debieras tener libres para disfrutar lo que ganaste.

Pero el hombre joven gasta todo su tiempo, su inteligencia, su ingenio y su inspiración a favor de su carrera y no de su vida. Su psiquismo se infecta de este trato venenoso. Y del modo más natural, el “Executive” monstruito de la oficina trasladará este trato macabro a sus relaciones personales: “hice esto por ti, espero tu devolución”.

Fatalmente, las carreras ilustres son pirámides que se construyen sobre cimientos de tragedias personales y familiares.

Dionysis Jaritopulos

Periódico Ta Nea 7/12/02