Friday, December 16, 2005

¿Somos Estereotipos?

Hace días veía un maratón de Los Simpsons y entre los episodios había uno que me hizo singular gracia... ese en donde Homero se descubre un genio al serle extraído un crayón del cerebro. Mientras transcurre el capítulo Homero se percata que ser inteligente sólo le trae problemas y enemistades, entonces se entristece y acude a Liza para interrogarla sobre su reacción ante la inadaptabilidad. Liza Simpson responde de manera optimista -o quizás resignada- que sí, es difícil ser una persona lista entre tanta estulticia, pero que hay algunas cosas reconfortantes en tener el don de la inteligencia superior al promedio, y empieza a ennumerar: Sensibilidad y espiritualidad, Tchaikovsky, Sentido Común, Yoga, Tai-chi, Té Chai en fin... esas cosas...
Me moría de risa, porque en ese momento tomaba un 'chai' que es sin duda, mi bebida súper dúper favorita y me acordé que un tipo llamado Victor que conocí en la prepa me molestaba llamándome 'Liza Simpson'.
Pero ante todo pensé... ¿era una burla sobre estereotipos aquel argumento de Liza?
A mí me gusta el Té Chai y también Tchaikovsky, y sí, cuando me entran crisis espirituales recurro al Yoga, y sí, también veo Los Simpsons, como hamburguesas y 'garnachas' y voy de shopping.
Hace días hablaba con un par de amigos de la infancia y me comentaban precisamente sobre los estereotipos, me contaban sus recuerdos sobre aquellas épocas, sobre como yo usaba lentes, zapatos ortopédicos y grandes vestidos con moños cuando no estaba disfrazada de vaquerita y de como me rodeaba de amistades similares, según ellos siempre fui elitista. Y seguían riéndose de como ahora uso bolsitas cruzadas de universitario estudioso (nunca entendí ese punto), tenis de universitario fodongo, disfraz como de haber elegido una carrera humanista y de traer un libro siempre en el bolso que reafirma ese -según ellos- extraño y snob hábito de lectura. Más aún, siguieron riéndose de otros tantos hábitos: mi falta de presencia pública en las fiestas del pueblo y antros conocidos de la ciudad; mis pláticas aburridas sobre arte y cosas poco realistas que a nadie le interesan -según ellos-; mi arreglo personal de nerd... (¿Yo? Yo no parezco un nerd, y si así fuera qué); y también afirmaron que mis preferencias cinematográficas y gastronómicas eran de inadaptada... qué amigos conserva uno, ¡caray!
Me rehuso a ser un estereotipo... al fin y al cabo, yo sé que a mí me gusta el Té Chai por su sabor y no por bluff, me gusta Tchaikovsky por su perfección armónica y no por pose; y las películas, libros y comidas en verdad las he disfrutado... y mis amigos 'del tipo' como también alegaban aquellos otros, son los que me hacen pensar que todo esto vale pena...
Somos mucho más que estereotipos de humanistas fodongos e intelectualoides, como apuntaban en conclusión... en eso sí, estamos todos de acuerdo...

7 comments:

Anonymous said...

Piola:
Aunque lo niegues. Quizas te rehuses a ser un estereotipo, pero a decir verdad, no se oculta la cruz de la parroquia y tus gustos son de fitoo, y lo sabes desde que eramos plebes.
De todos modos se te estima piola.
ya ves, que es eso de te chai.

Anonymous said...

No hay post más pedante que este

Aldo Iván Espinosa said...

Con todo respeto, Pau, pero quizá tu post sirva para confirmarnos como estereotipos.
Con respecto a lo de Lisa, permíteme estar en desacuerdo contigo: Lisa es más inteligente que cualquier mujer que yo haya conocido. Matt Groening lo declaró alguna vez: le resultaba muy difícil escribir los dialogos de Lisa, porque era mucho más lista que él. O quizá sólo te falte tocar el saxofón.

Fairest Creature said...

Es muy fácil quejarse de que estamos estereotipados cuando el molde en el que encajamos nos conviene.
A mí, por ejemplo, me hubiera podido suceder que estuviera viendo los Simpson mientras comía una dona; hubiera tenido que maldecir al cielo: "Oh, no, soy un gringo obeso con un crayón en la cabeza".
De la que me salvé.

Pepe said...

¡Por favor! ¿Qué sería de nosotros sin los estereotipos? Lo dijo Zaid: habría que levantarle un monumento al lugar común. De dónde si no, sale la creatividad, y ¡Arriba Los Simpson!

Berenikkha said...

Oigan... Gracias por sus visitas y comentarios...
Pues, yo sólo quería contarles esa conversación que había tenido con el susodicho que me sigue llamando Piola (sé quién eres, deja de llamarme así)... Sí, el personaje de Liza es extraordinario, yo estoy de acuerdo con Aldo: Liza Simpson y Mafalda son las mujeres más inteligentes del mundo y yo no voy a tocar el sax. Y Diana, a mí me encantan las donas también... es sólo que en ese momento estaban haciendo burla del Chai y de esos estereotipos en donde bien podíamos marcar varias de las opciones que los caracterizaban...
Pero bueno, la intención no era ser pedante... era una simple queja ingenua de las etiquetas...
Saludos a todos...

Berenikkha said...

Arriba los Simpsons!!!! Y también los lugares comunes.... que quiéranlo o no.. aquí nos tienen unidos a todos nosotros...
Gracias...
P.S... Sólo porque Diana lo sugirió... y por cierto, también hay un estereotipo del rajado que no deja nombre... así es de preferirse ser pedante a p#$@.