Saturday, November 26, 2005

Una más de La Sandía

Esta vez La Sandía sobrepasó todos sus récords y experiencias anteriores...
La sesión de hoy tenía como tema "mis deseos y yo" y como se imaginarán, la sesión dio material para que los chicos sacaran a flote, en el escenario, sus deseos, frustraciones, anhelos, realizaciones, sueños y una que otra fantasía, por lo que la sesión fue tremenda, llena de energía, llena de anécdotas y sobre todo de una cohesión entre todos los elementos de este taller...
Los chicos reflexionaron en torno a lo que hubiesen podido cambiar, a lo que quisiesen ser; trabajaron con movimientos de espejos -bueno en parejas uno imita y exagera lo que ve que hace el otro-; improvisaron una historia -estuvo fantástica-; se dirigieron unos a otros en el escenario, mientras los actores hacían las mímicas de las indicaciones; y concluyeron con un gran baile de su deseo... expresaron con danzas y diversos ritmos sus deseos, sus estados de ánimo al cumplirlos imaginariamente...
No puedo decir qué fue lo mejor de la sesión de hoy... todo fue tan fantástico...sólo les cuento que al final mientras todos bailábamos en la obscuridad, llegó un momento en que nos tomamos de la mano todos... y en la discusión final... soltamos por ahí alguna lágrima ante la retroalimentación: los chicos hicieron un discurso muy conmovedor sobre la utilidad de La Sandía y hasta se ofrecieron a llevar cosillas en la última sesión para hacer un pequeño convivio...
Todo el equipo Sandía, estamos absolutamente contentas, complacidas y llenas de energía con los talleres...

3 comments:

Fairest Creature said...

Sí, querida colega de la Sandía, experiencias como la del pasado viernes, nos hacen saber que nuestro trabajo vale la pena.
Ahhhhh, ahora hay que ver cómo nos va mañana con nuestro cierre.
Ahí nos estaremos viendo.

Berenikkha said...

Pues .... ojalá que no nos rompamos una pierna en este cierre... y sí, la experiencia del viernes fue muy significativa para nuestro trabajo... Felicidades Colega!!!

Aldo Iván Espinosa said...

Como testigo presencial del éxito obtenido en su segundo taller de La Sandía, las felicito por el empeño que le han puesto al proyecto: Felicidades, Sandías, que sigan así por mucho tiempo.