Friday, September 02, 2005

Posting: Sinaloa (II)

Muchas cosas más quisiera contarles sobre Sinaloa... Algunos secretos ya se los saben ustedes, yo, por ejemplo, no nací ahí, pero ahí crecí y como dicen que uno no es de donde nace sino de donde echa raíces, pues yo, me considero, mmmm ¡99% sinaloense!
En efecto, para un sinaloense, sus hábitos cotidianos no tienen nada de anormal, pero en cuanto uno deja esta tierra, y se traslada, por decirlo, a lugares que aparentemente son más -digamos- refinados, como el Distrito Federal, uno va sintiendo -ante la extrañeza de los demás que conviven con dicho sinaloense- que sus costumbres pueden ser percibidas como las de un cavernícola, o no sé, alguna especie de primitivo hombre de cavernas, creo que todo esto se debe a que en nuestro estado, la convivencia con la naturaleza, el contacto con la tierra, la infinidad de paisajes, la serenidad, el amodorramiento, la siesta, y "la" calor, son componentes primordiales de la jornada. Eso, sin contar la tradicional cervecita de mediodía, los frecuentes y enoormes camarones... la cercanía al mar.... pero esas cosas ya se las conté.
Quizás ustedes pueden alegar que no hay tranquilidad -o como les dije, serenidad- en Sinaloa, por eso de las supuestas ejecuciones y el narcotráfico, en efecto, hay muchas ejecuciones y mucho narcotráfico, pero en las regiones donde se cosecha la marihuana, en general, poblados hacia la Sierra. Sí, muchos de ustedes alegarán, "pero en Culiacán suceden esos desastres" ... ¡Claro! Las nuevas generaciones de narcotraficantes salen a divertirse a las grandes ciudades, en este caso, Culiacán, -¡vieran que ciudad tan bonita!-... En fin que lo que les quiero decir es que, si uno no anda metido en negocios ilegales, no tiene por qué temer la supuesta violencia en Sinaloa, que desde luego, no es contra la población civil, si vieran qué a gusto va uno al cajero automático sin ningún miedo por allá...
Entonces en este post, que ya no dije nada... quiero contarles que no debe uno de asustarse con esa fama que tiene mi estado de "Segunda Colombia", por el contrario, debieran saber que aunque somos retemalos en futbol, tenemos 4 equipos de Baseball en grandes ligas, y los 'Venados' de Mazatlán, son los campeones de la serie de este año... También es notable la cantidad industrial de producción alimenticia, Sinaloa produce de todo, y muchos alimentos procesados también; la cuestión con los alimentos, es que la dieta sinaloense es definitivamente de otro mundo para quienes no están acostumbrados a ella... pero de eso ya les he contado también y no pienso antojarlos esta vez, mejor luego les posteo unas recetas.
Pues luego les contaré más... Y para que no digan que no fijo en las deficiencias de mi tierra, reconozco que los estándares educativos no son muy altos, y desde luego, sería casi imposible encontrar a alguien leyendo un libro, no porque no haya gente que guste de estas actividades, claro que la hay, aunque poca... Pero es que imagínense ustedes, con lo agradable que es la gente de por allá -si yo no les caigo bien es porque tengo cruza chilanga- con lo agradable del paisaje -que no del clima-, con la modorrez que uno adquiere, y con las bellezas naturales y humanas que uno se encuentra a cada paso, la comida, la bebida, la playita, la música, las sonrisas, y las noches estrelladas, ¿ustedes creen que alguien va a dejar de vivir todo esto por sentarse a leer?
Yo cuando voy, dejo esos quehaceres intelectuales, y me acuerdo que más allá de ello, hay una tierra viva y en suma seductora que atrapa los sentidos haciendo ver tan nimio, cualquier deleite literario.
En los próximos posts prometo ponerles fotos de las villas mineras y de algunos paisajes que tanto les he presumido...
Así que yo, como dice la canción, felizmente digo "Soy del mero Sinaloa donde se rompen las olas!!"

2 comments:

Fairest Creature said...

Ah, con que el secreto a voces pasó a ser verdad confesa. Pues eso de que seas 1% chilanga tiene sus ventajas. Lástima que el porcentaje no incluya el gusto por los tacos de arroz, y algunas otras delicias capitalinas.
Nos debemos un cafecito - ¡o un té! - para el relato de todas tus aventuras sinaloenses, corridas en medio de "la más siniestra calor".
¿Está bien? (léase como ya usted sabe)

Berenikkha said...

Ah claro, muchas Gracias Dianita!! Mi bautizo oficial como chilanga quedará pendiente hasta que no coma esas mentadas "tortas de tamal" y yo creo que, no tendré dicho bautizo. Además, mi secreto no quedó del todo descubierto, porque nunca dije donde nací, y como ya lo sabes tú, no lo diré aquí, pa que no se enteren los que todavía no saben... Y el cafecito... a tu regreso!!!
Un Abrazo!